jueves, 28 de abril de 2011

Artículos muy prácticos o de poco provecho


Muchas veces nos aprovisionamos de artículos de puericultura y cuidado de bebés que realmente luego utilizamos poco y en contadas ocasiones. Otros en cambio, son útiles, prácticos y necesarios. El Cojín de Lactancia me ha sorprendido en cuanto a su uso, pues le he dado variadas utilidades, y lo creo totalmente conveniente en el caso de parto múltiple.
Para alimentar a los bebés me ha ido estupendamente, el cojín nos sirve de apoyo, bien para mi brazo y para la cabeza del bebé. Cuando el Nen y la Nena eran más pequeños, recostados en el cojín me era más fácil darles el biberón a los dos a la vez. También lo he utilizado como protección, cuando dejaba a los bebés acostados sobre el sofá, el cojín hacía de barrera. A medida que los bebés han ido creciendo, le he ido sacando otras sencillas utilidades. Ahora que los peques ya no lo necesitan se ha convertido en compañero de juegos y parte del mobiliario del piso, ya sea encima del sofá o en el suelo.
En ocasiones las marcas de puericultura sacan al mercado productos o artilugios de dudosa utilidad, muchos de ellos suelen ser caros y no siempre necesarios. Me regalaron un columpio para sujetar al marco de la puerta, bastante inútil en un piso pequeño y en el paso de las habitaciones. La hamaca para recostar a los bebés dentro de la bañera tampoco la empleé ¡ni el termómetro de agua! El walki vigila bebés depende…del tamaño de la vivienda y de la potencia del llanto del bebé. Pero cabe destacar especialmente como artefacto extraño, el perforador de tetinas –de venta en farmacias- para hacer el agujero más grande para el biberón de cereales ¡os aseguro que existe, lo he tenido en casa, lo probé y fue directamente a la  basura!
Seguramente alguno de estos artículos que he nombrado puede que le hayan funcionado bien a otras madres/padres. También hay que pensar si hablamos de un bebé o más, ya que muchos de los aptos si se han de comprar doble, pierden interés.  No obstante, creo muy positivo valorar cuales son realmente necesarios y si nos proporcionan tranquilidad, bienestar y comodidad. ¿O como me ha ocurrido, nos dejamos deslumbrar y enamorar?

22 comentarios:

  1. Perforador de tetinas??? Que fuerte...

    Pues mira que yo pensaba que el walkie era la cosa más imprescindible del mundo. Ahora lo pienso y tienes razón, en determinados pisos es la cosa más absurda del mundo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mi chico se gastó 300 euracos (estuve mosqueada tres días por el despilfarro) en una cámara megaatómica con una pantalla bastante grande, en color, con infrarrojos....
    pues bien, la fundí en unas vacaciones, literalmente....la apoyé en una lámpara de esas de mesilla de noche y al rato empezó a oler a quemado.... la bombilla fundió el aparato los circuitos y todo...y no salimos ardiendo de milagro.... no suelo hablar de ello porque me da una cosa...

    ResponderEliminar
  3. A mi el cojín de lactancia también me está resultando utilísimo: durante el embarazo, para darle el pecho y para leer libros. Creo que lo usaré siempre.
    La hamaquita para el baño también. Como tengo ducha y en la bañera de bebés se me escurría la pobre, compré la hamaquita (la baño yo sola siempre) y no veas qué bien tener las manos libres!
    Walki talkies tengo del niño pero en esta ocasión los he usado un solo día.
    En esta ocasión, lo único inútil que he comprado han sido los biberones, que no los quiere ver ni en pintura!

    ResponderEliminar
  4. Es alucinante la cantidad de artilugios totalmente innecesarios que nos quieren vender, y a veces picamos. El otro día me partia de risa viendo una visera para que no les caiga agua en la cara al aclararles la cabeza!

    ResponderEliminar
  5. Una cosa que entra siempre siempre dentro de lo imprescindible y que he acabado por no usar es el edredón, colcha o nórdico de cuna, en cuanto empezó a moverse se destapaba continuamente hasta que le compré un saco y ha sido lo mejor que he podido hacer. Menos mal que no hice caso a la de la tienda y compré un nórdico fino porque en mi casa siempre hace calor, quería venderme uno que se dividía en dos y así servía para invierno y verano. Por supuesto ahora sólo uso las sábanas bajeras.

    ResponderEliminar
  6. El problema de este tema es que la misma cosa para unos es muy util y para otros no.

    Y luego está el que los futuros papas quieran escuchar consejos.

    Porque yo he visto a padres que esperando solo un niño/a han comprado de segun que por partida doble y en mi opinión no eran los trastos más útiles.

    Yo estoy contenta de que la chica de la tienda me acosejaba cosas baratas y utiles pero aun asi hay alguna cosilla que no la he utilizado tanto como pensaba (Ej:El esterilizador, los walkies)

    ResponderEliminar
  7. ¡Una entrada fantástica! Tienes mucha razón.

    Una vez un profesor nos habló de un tema como éste, y nos contó, por ejemplo, que hay juguetes con lucecitas y sonidos que los venden para bebés de apenas unos meses, y que son de lo más inútil; que están fabricados de ese modo para atraer la atención de madres y padres, pero que no sirven para nada.

    Nos contó también que una intentaron venderle unas cintas de vídeo (supuestamente educativas) y que si las compraba le regalaban una enciclopedia. Contó el profe que, nada más terminar de hablar el vendedor, le preguntó: "¿Y sería posible comprar la enciclopedia y quedarse ustedes las cintas de vídeo?".

    Le costó un poco, pero consiguió convencerle y se quedó solamente con la enciclopedia. Jejeje.

    ¿Un perforador de tetinas? Jajajaja. ¿En serio existe eso? XD

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Uuuufffff yo tengo un montón de cosas que no je utilizado. La hamaquita no le gustaba nada, chupetes, batones de vestir, toquilla... Otras cosas como el intercomunicador menos mal que no lo compre y espere por si me hacia falta, todavia no me ha sido necesario. El cojín de lactancia también me sirvió mucho, sobre todo cuando la niña era muy pequeñita. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  9. Drew, El walkie yo tambíen pensaba que era muy importante, ingenua de mí, pensar que, podría no oir llorar a dos bebés a la vez! En casas grandes o con jaleo sí, pero en mi piso y con dos bebés, va a ser que no...

    Mamá de un bebote, Gracias por avisar del peligro de estas lámparas! Jajaja El mosqueo lo pillaría tu chico después de que le achicharraras la cámara! Gracias por pasar y comentar. Un saludo.

    Laki, La hamaquita para el baño, la empleé para estrenarla, cuando ya me había habituado a bañarlos a lo tradicional, pero como bien dices, únicamente disponiendo de una mano! El cojín de lactancia un 10.

    Mamareciente, Desde luego que la visera es la prueba de que todo está inventado! Jejeje Y de que el mundo de la puericultura es más amplio de lo que creemos!

    ResponderEliminar
  10. Lamamadeunabruja, muy buena sugerencia por si alguna futura mamá nos lee, muchas veces nos dejamos guiar por la imagen de la cuna bien vestida pero de práctica, nada de nada. Es preferible, como dices tú, colchas o edredones más finitos!

    Nieves, Es verdad que cada bebé y su familia es un mundo, pero generalmente nos aprovisionamos de demasiado material que luego no usamos. Un abrazo.

    Enrique, seguro que hay estudios al respecto del marketing utilizado para vender todos estos productos para bebés! Los fabricantes los muestran super atractivos para que "piquemos" los padres, sobretodo en el tema juguetes. Un saludo!

    Maria, el cojín va de maravilla para cobijar, dar calor, apoyar la espalda cuando empiezan a estar sentados,etc. En las ropas, arrullos y toquillas y demás dá para escribir otro post!

    ResponderEliminar
  11. Yo no compré el intercomunicador porque ya me pensaba que teniendo la habitación contigua a la nuestra y al comedor iba a ser una tontería, pero nos regalaron un osito con cámara en los ojos eque se conectaba a la tele y se podía espiar al niño que estaba en la habitación y verlo por la tele desde el sofá. No hace falta decir que nunca lo estrené porque el concepto ya me parecía aterrador.

    Otra cosa inútil fue un termómetro digital de oído carísimo que marcaba la temperatura que le daba la gana , con lo cual acabamos usando nuestro propio termómetro normal y corriente.

    Luego, no sé que ocurrió que acabamos con 3 calienta biberones de segunda mano que nos fueron cayendo del cielo y que nunca usamos. Con lo fácil que era calentar unos segundos el agua en el microondas.

    Lo mejor fue el modelo de trona y que todavía usamos porque se adapta a las diferentes edades del niño. Una maravilla nórdica muy bien pensada.

    ResponderEliminar
  12. ¿Perforador de tetinas? En serio????!! jajajajaja

    ResponderEliminar
  13. Je,je,je...tienes toda la razón. A nosotros nos prestar el columpio ese de saltar y lo pusimos 2 veces, walkies me negué porque la casa es pequeña pero caí en lo de la tumbona para la bañera y ¡1 única vez! Para mí lo mejor fue una trona/asiento de plástico que se monta sobre cualquier silla y que Óliver con sus 4 años sigue usando y como se pliega la hemos llevado a todas partes...Hemos comprado una igual a Irati.

    ResponderEliminar
  14. Es verdad, yo he tenido suerte o he estado bien aconsejada y he utilizado todo creo bueno menos el edredón de cuna que existiendo el pijama manta la verdad es que yo me sentía más segura. Yo lo que veía una guarrada era el contenedor de pañales sucios para la habitación que se compró una amiga y yo pensando ¿Y por qué no los tirará a la basura como todo el mundo? :)

    ResponderEliminar
  15. Pues yo tambien he tenido suerte y lo he usado todo bueno y a todo le he sacado partido la verdad, las hamaquitas sobre todo fueron geniales para mi. Marta me gusto mucho tu blog y como tocas los temas.

    ResponderEliminar
  16. Inma, Encantada de conocerte! En las hamaquitas de baño veo que hay diferentes opiniones, a unas les funcionó muy bien, a otras en cambio un engorro..Gracias por comentar y ahora mismo me paso por tu Blog!

    ResponderEliminar
  17. Lo del perforador de tetinas me ha dejado muerta, no lo había oído en mi vida, además si tienes en cuenta que las tetinas hay que cambiarlas al mes y ya las venden con orificios más grandes no tiene ni utilidad.

    Yo los walkies los compré como imprescindible y lo usé 2 días? la verdad es que o mi hijo grita mucho cuando llora y se le oye a las mil maravillas aunque él esté en su habitación y nosotros en el salón con la tele puesta así que para mí un trasto inutil.

    Aunque lo que yo si uso siempre es el termómetro de agua, al principio teníamos uno digital que se nos fastidió al poco tiempo y ahora usamos uno normal no sé si será de mercurio o de galio.

    ResponderEliminar
  18. Yo rompo una lanza por los walkies!!los he usado hasta el limite!!ya llevan 5 peques y me asombra que aun funcionen,cuando en casa hay jaleo,se acuestan en su cuarto,(la casa es diminuta,pero con la puerta cerrada y la tele puesta por ejemplo....)y al primero que se despierte lo oigo,sino para cuando yo lo escuche ya me ha despertado a toda la escuadrilla!!!y de noche sino fuese por el cacharro en cuestion....a ver como nos despertamos con los peques en su cuarto!...
    Para mi fue una chorrada la mochilita canguro,me parti la espalda(la unica vez que la usé)y era incomodisima,estoy de acuerdo en el termometro digital,cuesta una pasta y marca lo que quiere....caca total!!

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Yo tambien soy madre de mellizos y la verdad es que he comprado muchisimas cosas que al final solo ocupan espacio en nuestra pequeña casa ya que apenas los hemos utilizado.
    Como el vigila bebes que lo utilizamos mas bien poco porque es imposible no oirlos llorar en un piso pequeño...
    Charo
    mismellizosprematuros

    ResponderEliminar
  20. Mi cojín de lactancia lo empecé a usar cuando estaba embarazada, me iba genial para dormir. Hoy en día, casi cuatro años después se sigue usando, sólo que ahora como moto jajaja.

    No di utilidad a los aros de baño....qué incómodo bañar a los niños ahí, menos mal que me los dejó una amiga mía que tb es mami de mellis.

    El calienta biberones del coche.....lo regalé sin haberlo estrenado.

    Los intercomunicadores....otra cosa que no utilicé y eso que eran supermegafashion jajaja, tenía una cámara para cada bebé, pero ni con esas jejeje.

    El termómetro del agua....no hay nada como meter uno mismo la mano dentro de la bañera ;)

    Con el perforador de tetinas he alucinado :0 no sabía ni que existía eso......

    ResponderEliminar
  21. A mi me encanta el cojín de lactancia! Me lo compré en la tienda de puericultura Eurekakids y estaba de rebaja. Es comodísimo para la zona lumbar durante el embarazo, para dar de mamar, y para apoyar el bebé. Además, este viene con un arco de juegos super práctico. mi niño se pasa horas recostadito y jugando.

    Un saludo!

    ResponderEliminar